debajo de la mesa

Beatriz Sarlo reconoció que no hubo ofrecimiento por “debajo de la mesa”

La intelectual Beatriz Sarlo fue citada a declarar ante la Justicia y dijo algo totalmente distinto a lo que levantaron los medios, por lo que una vez más la versión mediática no es la judicial
Facebook
Twitter

Beatriz Sarlo fue citada por el fiscal Eduardo Taiano a declarar por la Justicia en la causa que investiga la denuncia contra el ex Ministro de Salud Ginés González García por la vacunación Vip.

Sarlo en su declaratoria admitió que el ofrecimiento de la vacuna no fue por “debajo de la mesa”, sino todo lo contrario pues era parte de una campaña pública de concientización con referentes de la cultura de todo el arco político.

Iniciativa que nació ante el ataque desatado por la oposición y los medios hegemónicos contra la vacuna “Sputnik V” a la que denominaban veneno.

Por lo que la intelectual manifestó en su declaratoria, “Yo entendí que desde provincia de Buenos Aires estaban vacunando para lograr fotos que persuadieran a la gente. En ese momento todavía había cierta duda de la efectividad de la vacuna”.

Agregando además que la iniciativa le llegó a través de Carlos Díaz y que este se la transmitía de parte de Soledad Quereilhac, quien supo ser alumna de Beatriz Sarlo, y es docente en la misma facultad y esposa del gobernador de la provincia de Buenos Axel Kicillof.

Sarlo aportó unos mails que intercambió con Díaz donde este le explicaba la campaña diciéndole, “mucha gente conocida se va a vacunar y la idea es que después comenten que ya lo hicieron, que se saquen una foto o que su nombre circule en listas de personalidades que dieron el paso”.

Aclarándole que “cada uno hace lo que quiere, no hay condiciones (la única es que se pueda decir que la persona se vacunó) aunque obviamente para que funcione la idea es que la noticia circule lo más posible”.

Díaz también se presentó ante el fiscal y la jueza manifestando en un escrito judicial que, “Cuando leí que Beatriz Sarlo había comentado que había recibido una oferta para vacunarse “debajo de la mesa” jamás se me cruzó por la cabeza que pudiera estar refiriéndose a nuestro intercambio. Así se lo hice saber”.

Debajo de la mesa